Porath, William
Profesor
Facultad de Comunicaciones UC


Porath, William
Democracia de los acuerdos y «cuoteo»

Cuenta una leyenda en la ciencia política que un estudiante de los Países Bajos, al escuchar de su profesor en Estados Unidos que una condición para un gobierno democrático estable era un cultura política homogénea, le planteó el caso de su país, con una cultura muy heterogénea y que sin embargo era capaz de tener gobiernos más estables que la IV República francesa. La respuesta fue que “en teoría su país no debería existir”. La reacción del alumno fue, muchos años después, en los ’70, establecer el concepto de las «democracias consociativas», que serían aquellas basadas en la búsqueda del consenso más que en el conflicto político.

Esa línea de investigación, que posteriormente encontró respaldo en el estudio de las transiciones a la democracia en el sur de Europa en los ’80, tuvo un impacto en los académicos que apoyaron a quienes se hicieron cargo de nuestra transición. Allí estaría el origen de la “democracia de los acuerdos” del gobierno de Patricio Aylwin.

El concepto de la democracia consociativa apunta a aquellos países, generalmente pequeños, con una cultura política altamente fragmentada (entre católicos, protestantes, socialistas, liberales, conservadores, divisiones regionales, etc.) y en la cual sus élites necesariamente deben buscar el consenso para poder armar gobiernos relativamente estables. Uno de estos mecanismos, despreciado en Chile como “cuoteo”, es asegurar a cada parte de la coalición gobernante un espacio en el ejercicio del poder.

Pero el acuerdo no sólo llega a la formación de un gobierno, sino también a darle espacios institucionales que den seguridades a los miembros de la oposición, que no estarían dispuestos a esperar hasta la próxima elección con las manos políticamente atadas. Investigaciones posteriores demostraron que también en las democracias mayoritarias, o que acentúan el conflicto, existían mecanismos consociativos que aseguraban a la oposición un espacio institucional para no quedar fuera del ejercicio del poder.

La pregunta sería entonces cuánto de conflicto y de consenso requiere nuestro actual sistema político para funcionar adecuadamente, y si los mecanismos consociacionales deben regir en la conformación del gobierno exclusivamente o deben abarcar también a la oposición. En el Chile actual parece haber suficientes seguridades institucionales para la oposición que probablemente no la motiven a buscar la democracia de los acuerdos en alguna especie de pacto institucional. Tal vez la explicación para la insistencia en el tema por parte del círculo del Presidente electo esté en el hecho de que su partido, de acuerdo al peso parlamentario, estará en minoría frente a sus socios en el gobierno.

Comente aquí ( máximo 350 palabras )

Su nombre:
5 Comentarios publicados
Posteado por:
Marcos
03/02/2010 22:20
[ N° 1 ]

Es obvio que una politica de acuerdos da mejores resultados que la confrontacional,luego los ejemplos datan de los 70,80;es obvio que los desequiibrios en la camara actual deben atenuarse para avanzar, si estos escenarios se miran con la necesaria altura han de ser positivos.Chile ha elegido progreso, avance,ritmo dinamico,renovacion positiva NO NEGATIVA y lo de las retoricas dejemoslas a los que creen que la "escatologia demagogica y rastrera" les seguira dando los resultados de que hasta ayer pudieron usufructuar, alla aquellos.Lo de ahora hacer propicia la hora de trabajar para beneficio de todos.

Posteado por:
jenny
04/02/2010 22:15
[ N° 2 ]

en qué universodad estudió este "colega"?

Posteado por:
Miguel Espinosa
08/02/2010 10:01
[ N° 3 ]

Jenny, ¿es muy sesudo el artículo que en vez de comentarlo te limitas a postear esa "brillantez" de frase?

Posteado por:
Juan Eduardo Rollano B
19/07/2010 16:06
[ N° 4 ]

Los conflictos que existen en las visiones del Oficialismo y la Oposición sobre el curso del país evidentemente demuestran que hay más diferencias que acuerdos más allá de la idea que en algún momento cundió sobre la forma conservadora (derechista) de la Concertación para gobernar. Claramente la oposición hoy es más oposición no sólo por el temor o el pánico por haber perdido el poder sino por visiones contrapuestas que el Ejecutivo se ha encargado de remarcar. Hoy es difícil un Acuerdo Nacional, sobre todo con la idea refundacional del ejecutivo que se explica también por la debilidad numérica y política del partido del Pdte.

Posteado por:
William Porath
11/08/2011 19:15
[ N° 5 ]

jenny:
En la U de Chile, en la Catolica y en Maguncia

Archivo

      Abril 2014     
Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Los más comentados

Vergüenza nacional

69 comentarios

¿Existe real preocupación por la concentración del ingreso?

56 comentarios

Chile no la necesita

37 comentarios

AVP: El punto no es la homosexualidad

32 comentarios

Los problemas de la pretensión peruana

26 comentarios

11-9-1973: Hechos

24 comentarios

¿Chile necesita una asamblea constituyente?

24 comentarios

Los más recientes

¡No es la educación (ni la economía)!

6 comentarios

Educación de calidad: ¿Un derecho posible?

6 comentarios

Sociedad conyugal 2.0

1 comentarios

De dulce y de agraz

26 comentarios

¿Es garantizable la calidad como derecho constitucional?

15 comentarios

Rotativa ministerial

2 comentarios

El fondo para la educación: algunas interrogantes

9 comentarios