blogs | La Segunda : Redacción

Larraín, Guillermo


Larraín, Guillermo
Lunes 07 de Noviembre de 2011
¿Reformas de macetero para problemas reales?

¡Cómo se ha deteriorado el ambiente político en Chile! Todavía no se contagia, pero si el gobierno no reacciona la economía sufrirá las consecuencias. Aunque todavía no es el escenario principal, la incapacidad del gobierno de encauzar el conflicto educacional crecientemente impactará a la economía.

Punto de partida: las quejas estudiantiles son fundadas. Consideremos dos grandes áreas.

Primero, la calidad de la educación pública, que es terrible. Según el World Economic Forum, Chile ocupa la posición 31 en competitividad. Este ranking tiene tres componentes: los requerimientos básicos donde Chile se ubica 29 en el mundo, los incrementadotes de eficiencia donde es 34 y los de innovación donde es 42.

En calidad global del sistema educacional Chile cae al puesto 87, pero aquí viene algo chocante: en educación primaria Chile está en la posición 123 (¡!) por debajo de Burkina Faso. Eso no lo dice la CONFECH sino los empresarios en la Tabla 4.09, pág. 438 del Informe de Competitividad Mundial 2011-12 (www.wef.org).

Los empresarios dicen que el sistema educacional es disfuncional para la competitividad del país y el informe concluye que “hacer suficientes progresos en este frente es el principal desafío que Chile enfrentará en la próxima década”. El problema por supuesto es la educación primaria pública. En el otro extremo están las escuelas de negocio que están en el lugar 14 de la clasificación de competitividad.  Dicho brutalmente: nuestros jóvenes con recursos acceden a educación de calidad europea pero los de bajos recursos, africana.

Segundo, el esfuerzo por aumentar la matrícula universitaria desde 2005 significó un extraordinario incremento en el endeudamiento de estudiantes y familias. Según Jorge Rodríguez de Cieplan, el endeudamiento proporcional de los estudiantes en Chile es varias veces superior a cualquier país de la OCDE y esto por tres cosas: altas tasas de interés, al largo inusitado de las carreras universitarias y alto nivel de los aranceles. Los últimos dos puntos sugieren que bajar tasas del CAE al 2% no es suficiente. Una reforma debe regular económicamente las universidades, sus aranceles y la duración de sus las carreras.

A este problema universitario se suma la crisis de la educación pública primaria y secundaria. La mala calidad en esas escuelas ha agudizado la migración de estudiantes a colegios subvencionados pagados lo que ha favorecido un aumento en las matrículas e incrementado el endeudamiento de estas familias. Un banco hace poco promocionaba créditos de consumo para pagar el jardín infantil! ¿Que hace esa mujer al año siguiente?

El reclamo por gratuidad es la otra cara de la medalla de familias bajo presión por deudas derivadas del legítimo deseo de educar mejor a sus hijos desde la primaria hasta la universitaria.

Frente a estos problemas verdaderos ¿cuál es la respuesta del gobierno?

Errática, confusa, equivocada. Pareciera que el problema son los encapuchados, que son un problema pero no “el” problema. El tema es calidad de la educación pública masiva (provista por el Estado o colegios subvencionados, da igual) y endeudamiento excesivo.

La rabia puede manifestarse de mala forma pero sin una solución de fondo a estos dos problemas los encapuchados no desaparecerán. Más bien lo contrario: mientras “la” respuesta del gobierno sea la represión (oculta bajo las palabras del Ministro del Interior que señala que él “sabe” que la gente quiere “paz”) mayor el carácter épico que toma la resistencia a cualquier medida gubernamental.

¿Qué riesgo enfrentamos? Que sin entender el verdadero problema y sin creer en un cambio de verdad, el gobierno ceda en un par de cosas: una reforma tributaria tímida y una reforma educacional que ahora contempla USD 5.200 millones (los USD 4.000 millones iniciales más USD 1.200 millones de las sanitarias).

Estas potenciales reformas serían el equivalente funcional de la reforma agraria “de macetero” del Presidente Alessandri. Lo único que generarán es una carrera, en la elección presidencial, por quien da más y quien va más lejos. 

Es necesario una reforma tributaria que permita recolectar recursos netos por 3% del PIB al año para la educación pública y que permita manejar el exceso de endeudamiento. Debe incorporar una creíble reforma institucional que como mínimo implemente la Superintendencia de Educación de la Presidenta Bachelet y, como propone Fernando Atria de la UAI, un régimen de “lo público” que enmarque el quehacer de prestadores privados sin fin de lucro que puedan recibir recursos públicos.

Sin medidas audaces el 2012-13 se parecerán en su dinámica social y política a 1964. Como Chile tiene crisis cada 47 años (1833, 1891, 1925 y 1973) la siguiente linealmente toca en 2019. Es tiempo de evitarla, pero para eso hay que ser valiente para liderar un cambio de verdad. ¿No es eso lo que prometía el Presidente Piñera?

En todo caso, es lo que debe pensar la Concertación.

 


Volver a la sección "Larraín, Guillermo".


3 Comentarios publicados
Posteado por:
Marcela Pérez Pérez- Strunz
11/11/2011 10:41
[ N° 1 ]

Hola Guillermo:
Te escribo desde Alemania y desde hace tiempo queria escribirte a propósito de tus sensatas palabras, especialmente de tu última columna.
Hoy escuchaba que en Inglaterra un estudiante decía que al gobierno le importaba más una puerta de banco que la vida o la suerte de un estudiante y esa situación se corresponde con la de Chile actualmente, a la luz de las noticias.
Realmente crees que los colegios pagados reciben educacion de nivel europeo? Trabajé una década en colegios privados en Stgo. y es cierto que hay más recursos en ese sector de alumnos, pero la infraestructura a veces no alcanza y de todos modos la mentalidad de padres y alumnos no permite una subida de nivel y/ exigencias "europeas". varias veces les escuché decir: "estamos en Chile".
No será que junto con el aumento de recursos cabría una especie de lavado de cerebro para abrirse a nuevos estándares y exigencias más competitivas internacionalmente?
Un abrazo para ti y Yoya.
Saludos!
Marcela

Posteado por:
Héctor Manuel González Escobar
10/11/2011 17:51
[ N° 2 ]

Me parece super interesante el artículo del señor Larraín aunque no se si tan acertado o no. Porque para nadie es un misterio que el estado de la educación actual fue consecuencia de una decisión política determinada por un sistema económico dirigido exprofesamente a destruir la calidad de la enseñanza pública en Chile. Ello con el fin de permitir la fuga masiva de los escolares hacia colegios y liceos particulares y de ese modo, seguir manejando un negocio altamente rentable. Y no me vengan con eso tan de moda como las recurridas "emprendimiento", "emprendedores" . Luego de varios argumentos, a estas alturas no tan desconocidos, para finalizar concluye: "...es lo que debe pensar la Concertación" Cómo va a pensar la Concertación en recomponer los niveles de calidad si fue ella quién ahondó las diferencias!! Qué va a recomponer la Concerta si nada hizo para reestatizar la educación para la revolución pinguina, no obstante los macizos argumentos favorables!! Qué va a hacer la Concerta., si muchos de sus dirigentes están en el negocio!! Ahora, será suficiente que la Concerta., esté abocada hoy por una reforma tributaria? Si cuando pudo haberlo hecho se hizo la de las chacras? Incluso Lagos, el ex presidente claro, aumentó el negocio de los bancos con el 4% de los créditos? Ya lo dijo una vez el rector Zolezzi de la USACH, "no quieren arreglar la educación porque están todos en el negocio, desde los que militan en la izquierda, pasando por el centro hasta llegar a la derecha" Radio Bío Bío, marzo de 2011.
Los economistas en Chile de la derecha y la Concertación, no entienden lo que usted a dicho en su columna. Que los países crecen y desarrollan de acuerdo a la calidad de su educación. Pero para todos, no para unos pocos. Y puede funcionar perfectamente con escuelas estatales y particulares subvencionadas, siempre y cuando no esté el lucro como fin, ya que es éste, el verdadero problema de igualdad y calidad.

Posteado por:
Mario Aguayo Cabrera
08/11/2011 19:41
[ N° 3 ]

Estoy de acuerdo con el comentario, felicitaciones, es una radiografía exacta de la época. Es lástima que las actuales autoridades sufran de miopía y sordera crónica, como se observa y lo más probable es que la profecía de 2019, igual que en 1973 se cumpla. En cuanto las autoridades se pavonean, los mastines engordan. Seria penoso que los soltaran nuevamente.

Email Contraseña

Archivo

      Abril 2014     
Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Cartas

Editorial

Foco político

Foco Legislativo