blogs | La Segunda : Redacción

Larraín, Christián
ClGroup


Larraín, Christián
Lunes 03 de Octubre de 2011
¿Sacar a los bancos del CAE?

Dentro de las justas reivindicaciones estudiantiles por una mejor educación para los chilenos, una de las demandas con poco fundamento dice relación con sacar a los bancos del CAE. El pueblo no quiere a los bancos, y justo es decir que la falta de proactividad de los mismos en cuidar mejor a sus clientes incentiva esta actitud. Sin desconocer los abusos y la falta de protección al consumidor de servicios financieros que existe en Chile, en el tema específico del CAE la crítica parece inadecuada.

Antes de iniciar mi columna pido disculpas por los tecnicismos, en un tema tan politizado donde estos tienen poca cabida. Sin embargo, creo que es necesario para introducir mayor racionalidad a un tema altamente complejo.

Cuando se revisa el petitorio estudiantil, sin embargo, esta petición no aparece explicada. Es fácil sospechar en todo caso, que a la base de la misma está la idea de que hay que sacar a los bancos porque este es un puro negocio para que se sigan enriqueciendo. Incluso algún prominente economista que critica fuertemente el CAE ha llegado a decir que de un crédito de 12 millones, al 6% se pagarían 17 millones, concluyendo que serían 5 millones de ganancia para la banca. También se ha entregado como fundamento el estudio del Banco Mundial, que ha mostrado que el Fisco ha pagado ingentes recursos por concepto de sobreprecio en la venta de cartera de los bancos al Estado.

También se ha comparado esto con la crisis subprime, donde los bancos le prestan a gente que no puede pagar, debido a que existe un aval del estado. Examinemos con mayor detalle estos argumentos.

El primero de ellos es demasiado malo: se confunde la tasa de interés que recibe el banco (6%) con la utilidad, sin considerar el costo de fondos de dichas entidades, que en promedio debe andar en torno al 4%. Por ende, la ganancia para los bancos por este concepto es el spread, o diferencia entre la tasa otorgada y costo de fondos, que es del 2%. Este spread debe cubrir el riesgo de crédito que asumen los bancos, que equivale al 10% (el 90% lo asume el fisco y/o las entidades de educación superior mientras el estudiante no egrese). Es evidente que si la tasa de interés de los créditos se baja al 2%, por este concepto los bancos tendrán un spread negativo de 2%. Es decir pérdidas. Por su parte, los gastos de administración del crédito se financian con una comisión ad hoc.

La comparación con la crisis subprime refleja ignorancia extrema. Con una tasa de interés original del 6%, la relación entre la cuota a pagar y el ingreso futuro de los estudiantes es en promedio de 7,3% (este dato es diferente al del Banco Mundial de 15%, toda vez que el cálculo efectuado por dicha entidad relaciona la cuota con el ingreso futuro del profesional al segundo año de trabajo, que es mucho menor de lo que en promedio ganará el profesional en su vida útil). Esta carga financiera está dentro de parámetros absolutamente razonables a nivel internacional. Existe un porcentaje de estudiantes (del orden del 20%) cuya carga financiera superará el 10%, para lo cual es fundamental incorporar una contingencia al ingreso que limite dicho pago al 8%.

Al bajar la tasa de interés al 2%, la carga financiera bajará a menos del 5%. ¿Alguien puede decir que con esta carga financiera los estudiantes no pueden pagar su deuda?

Donde si la crítica de los estudiantes es plenamente justificada, es en los sobreprecios pagados por el Fisco a los bancos en las licitaciones, que ha llegado a cifras incluso del 65%. Esta ha sido la real fuente de ganancias para los bancos, y no otra. Acá ha habido deficiencias claras de la política pública, en no haber definido oportunamente un precio máximo a pagar a los bancos. El modelo del CAE está justamente diseñado para eso, ya que el Estado puede eventualmente financiar directamente la totalidad de los créditos, sin pagar ni un peso de sobreprecio a los bancos, y titularizar directamente la cartera vendiendo los créditos en el mercado de capitales. De esta manera, el Fisco ha tenido siempre a su alcance la llave para que el pago a los bancos sea lo justo y necesario para que al Fisco le convenga.

Alguien podría hacerse una pregunta más de fondo. ¿Qué tienen que ver los bancos en una política social? La respuesta es muy simple. El CAE es un sistema de crédito. Los sistemas de crédito requieren buenos estándares de otorgamiento, administración y cobranza. Por ende, ¿quién puede administrarlos mejor que las entidades que se dedican a ello? Si además los bancos aportan la mitad del financiamiento requerido, y absorben el 10% del riesgo de crédito, hay un claro beneficio público en ello. Incluso en un sistema 100% público los recursos deben salir de algún lado, y alguien tiene que administrar los créditos.

Por último, a diferencia del crédito Corfo, donde cada banco decide la tasa de interés, decide a quién le presta y a quién no, presta únicamente con aval de la familia, en el CAE la tasa de interés la fija el Estado, la Comisión Ingresa elige a los estudiantes más pobres y obliga a los bancos a prestarles a ellos, sean de cualquier universidad o carrera, sin que la familia deba endeudarse. Por ende, el rol de los bancos en este crédito es absolutamente subordinado a la política pública.

Dado todo lo anterior, lo que no me gusta es que estén sólo los bancos en el CAE, debiendo incorporarse a las Cajas, Cooperativas y todo tipo de agentes crediticios. Ello si permitiría generar mayor competencia a los bancos en las licitaciones.


Volver a la sección "Larraín, Christián".


2 Comentarios publicados
Posteado por:
jaime araneda araneda
05/10/2011 08:34
[ N° 1 ]

El avalar solo 10% ,es ganancia para el banco, la compra del 25% de la colocacion por parte del estado es super ganancia, dado que en menos de seis meses de colocacion ya recupere estos fondos para volver a reutilizarlo. Por lo cual que labor social, es simplemente un negocio.

Posteado por:
raul maureira baeza
03/10/2011 21:56
[ N° 2 ]

lo mas basico antes de comentar seria refrendar el real costo de fondo de los bancos y como se calcula, que en la realidad es muy inferior al 2% anual. debe considerarse que administran saldos gratuitos de cuentas corrientes, cobran comisiones por casi todo y poseen mesa del dinero donde captan recursos del BC a bajo costo......por lo tanto si es un buen negocio el CAE para los bancos

Email Contraseña

Archivo

      Septiembre 2014     
Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Cartas

Editorial

Foco político

Foco Legislativo