blogs | La Segunda : Redacción

Larraín, Guillermo


Larraín, Guillermo
Lunes 26 de Septiembre de 2011
Argentina, “hay que profundizar el populismo”

La economía argentina de los últimos años tiene elementos contradictorios: a pesar de recurrir a medidas heterodoxas, el crecimiento ha sido alto, el desempleo ha bajado y Cristina está a punto de ser reelegida por paliza. Los economistas hace tiempo pensamos que la experiencia kirchnerista debe estar cerca de su fin y sin embargo sigue y sigue.

 

Intelectuales chilenos de primer nivel han comenzado a pensar que quizá después de todo el modelo argentino no es tan malo y que debiéramos examinarlo más de cerca. Estoy de acuerdo: mirémoslo muy de cerca, para alejarnos de él.

 

Hay frases que resumen brutalmente un proyecto político y la siguiente la dijo el Secretario de Hacienda de Argentina: “Hay que profundizar el populismo”. Aunque fue obligado a callar inmediatamente, ella refleja la doctrina kirchnerista, sincera la forma el manejo de la economía argentina y da una idea de lo que puede venir.

 

El populismo consiste en ganar apoyo popular mediante la adopción de medidas de gran impacto político pero que, por definición, son temporales. Generan la ilusión de mejora en la situación de sus beneficiarios pero ellos mismos en algún minuto deberán pagar algún tipo de costo relacionado con el beneficio que recibieron o alguno que indirectamente se asocia con él. Así el populismo está íntimamente relacionado con inestabilidad.

 

Los gobiernos de Néstor Kirchner y de su esposa y sucesora Cristina Fernández han sido gobiernos populistas y esa estrategia es la que, aparentemente, está ad portas de ser profundizada. ¿En qué sentido puede ser profundizada una estrategia de logros de corto plazo y que generan inestabilidad?

 

Veamos qué han hecho. Para que no subieran los precios de la energía, los fijaron hace años. La gente estaba feliz. Sin embargo, desde 2002 las inversiones en el sector energético desaparecieron. De ser una potencia en gas y petróleo Argentina hoy los importa.

 

Pusieron impuestos a la exportación de carnes para que la dieta de los trasandinos, cargada como sabemos a las proteínas de este tipo, no sufriera porque de otras latitudes también querían consumirla pagando más caro por ella. El resultado es que Argentina no ha aprovechado el boom de demanda por carne a nivel mundial y en nuestros supermercados en lugar de tener la mejor carne del mundo que es la de ellos, tenemos desde la nuestra hasta carne de Australia.

 

De acuerdo con cifras oficiales, a pesar del alto crecimiento, la inflación se ha mantenido bajo control. Sin embargo, desde 2007 todo indica que las cifras oficiales de inflación están falseadas. Los proyectos privados de inversión no usan las cifras del INDEC sino las de consultoras privadas que hacen sus propios cálculos. El gobierno lo niega, obviamente, pero debe ser verdad porque, directa e indirectamente, está presionando a dichas consultoras. Recientemente un juez requirió a seis diarios los teléfonos y direcciones de los periodistas que escriben notas e investigaciones sobre la inflación. ¿Cuál es el crimen? No solo esto es un atentado contra la libertad de expresión sino que además, evidentemente, las amenazas a periodistas no son la forma de controlar la inflación.

 

Y como la inflación seguramente es mayor que la dicen las cifras oficiales, la estabilidad de tipo de cambio promovida por el Banco Central -que otorgaba a los exportadores argentinos una fuente de competitividad hace años- hoy ya no lo hace. Esto pasó desapercibido porque los precios de commodities eran lo suficientemente altos y porque Brasil dejó que su moneda se apreciara dejando a los industriales argentinos en una buena posición. La pérdida de competitividad derivada de la verdadera inflación tomó tiempo en manifestarse. Hoy dicho escenario cambió: cayó el precio de la soja, Brasil está tomando medidas para proteger a su industria y el real se deprecia.

 

El gasto público crece con todo y, dada la frase del Secretario de Hacienda, es posible que ello signifique la realización de proyectos de alta rentabilidad política de corto plazo pero desconocida rentabilidad social de largo plazo.

 

Y puede que los argentinos en promedio se sientan cómodos, en particular con el alto nivel de empleo, y voten por Cristina, pero siendo expertos en estas situaciones, muchos intuyen cómo termina esto.

 

En los últimos meses el Banco Central ha gastado USD 2.500 millones de reservas para defender la paridad.  Los precios de los bienes inmobiliarios, que como dice un economista trasandino es el único activo que nunca ha sido requisado, están por los cielos.

 

¿Qué quiere decir, en este contexto, “profundizar el populismo”?  ¿Reforzar los subsidios a programas de dudosa racionalidad? ¿Expandir los controles de precios? ¿Hacer más estrictas las restricciones a los movimientos de capital y las importaciones? Si “profundizar el populismo” va en esta línea, no será buena para Argentina, máxime en un entorno internacional recesivo y de incertidumbre como el que se avizora.

 

La dinámica argentina se parece a la que magistralmente describe en “La Rebelión de Atlas”, Ayn Rand, intelectual norteamericana cerebro ideológico del movimiento libertario que promueve el Estado mínimo.

 

Para quienes creemos que un Estado inteligente y poderoso es necesario en el funcionamiento de una sociedad democrática capitalista moderna, la experiencia Argentina debe llamarnos la atención. Mirémosla de cerca, muy de cerca, para alejarnos de ella.

 


Volver a la sección "Larraín, Guillermo".


6 Comentarios publicados
Posteado por:
Pedro Donald C
06/10/2011 22:38
[ N° 1 ]

Sr Larrain:

En vez de hablar tanta tontera en su columna, semana tras semana, por que no se dedica a explicar su incompetencia al mando de la SVS? Le recuerdo que la comisión investigadora de la Cámara de Diputados acaba de llegar a la evidente conclusión de que usted fue a lo menos negligente respecto al caso La Polar.

O mejor aun, muestre algo de decencia, de la cara y auto denúnciese para establecer la responsabilid legal que pueda caberle a usted en ese caso.

Quizás esa postura sería mas respetada por la opinión pública, en vez de dárselas de elevado comentarista.

Posteado por:
martin mancul ferrara
29/09/2011 12:43
[ N° 2 ]

la verdad este articulo deja mucho que desear, llegue desde argentina hace unas horas, y puedo afirmar don guillermo larrain, que su articulo dista mucho de lo que se puede ver en argentina, de la relaidad de ese pais; seria bueno para usted darse una vuelta por el pais trasandino, y no llverase por articulos de periodicos como la nacion o clarin de argentina, que se sabe cual es la funcion de estos en relacion con el gobierno; lo cierto es que ese pais avanza, recientemente se inauguraro su tercera planta nuclear, y sus industrias, agroindustrias, tienen records de exportacion, si llamar populista a un gobierno por tratar de que la distribucion de los ingresos sea mas equitativa; le puedo asegurar que muy pronto nuetro gobierno tendra que ser populista, ya que en chile, esto va a estallar en cualquier momento, miremos nuestro ombligo, antes de criticar al vecino, que por otra parte no hace mas que tapar bocas, y usted sera una de esas bocas.

Posteado por:

27/09/2011 17:50
[ N° 3 ]

albest thefirst second
27/09/2011 15:06
[ N° 1 ]
pero sabe que????el futuro es nuestro, por lo menos si nos va mal, sera a nosotros los argentinos, no sera por dictados del fmi, por ejemplo; gente como usted vienen pronosticando otra debacle argentina desde hace años, y en contra ven lo contario, un pais pujante, libre y soberano, pero tenga cuidado, sus deseos se pueden hacer realidad, pero en su propio pais....cuidado desea aquello que quieras que te ocurra......pensalo.

Posteado por:
albest thefirst second
27/09/2011 15:06
[ N° 4 ]

"Para quienes creemos que un Estado inteligente y poderoso ..."
Eso no existe, y menos en este país.

El pueblo argentino que fue..., ya no lo es mas. La masa, peor educada que la masa chilena en lo que a comprensión de la economía se refiere, no sospecha el futuro que se le viene, si o si.

Posteado por:

27/09/2011 06:51
[ N° 5 ]

estimado, una pregunta,cuanto le pagan a usted los grandes intereses politicos y economicos que tratan de ocultar o inocultable??????; lo que usted llama populismo en argentina, en otros paises usted seguro lo llama progresimo.....los argentinos "mi amigo", hemos tomado la decision de dejar que los perros de afuera ladren, ya que eso denota que estamos cabalgando, casi corriendo, la economia agentina, (industrias, campo, consumo interno, etc)la educacion, la ciencia y tecnologia, crece como nunca en la historia, usted nombra a que importamos gas y petroleo, pero no dice que hemos encontrado suficiente recursos para volver a autoabastecernos y que hasta exxon vuelve al pais con inversiones de casi 1000 millones de dolares, usted deja muchas cosas sin nombrar, su articulo sesgado y un poco mal intencionado, revela y denota una frustracion enorme, casi la misma que tiene el fmi, cuando ve una economia argentina creciendo al 9%, el mercurio publico alla por los años 2003/2004......"los chilenos, los nuevos argentinos??", me parece que su frustracion es que ni con semejante crisis argentina en el 2001, consiguieron ser los nuevos argentinos...pobre chile, con gente como usted.

Posteado por:
victor oyarzun baeza
26/09/2011 15:29
[ N° 6 ]

estimado, entiendo su punto de vista como la lógica que rige la economìa de mercado, que esta en las antípodas de lo que aplica la autoridad argentina. pero al mismo tiempo me surge la pregunta, del porque si la conducciòn económica argentina es tan mala, los empresarios chilenos igualmente invierten tantos millones de dólares en ella e igualmente, obtienen millones en ganancias.

Email Contraseña

Archivo

      Abril 2014     
Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Cartas

Editorial

Foco político

Foco Legislativo