Diego Banfi
Corredor de Carreras de Aventura


Diego Banfi
Cómo llegué a las carreras de aventura

Debido a las innumerables actividades que tenemos en la vida que nos generan una tremenda escasez de tiempo como matrimonio, hijos, trabajo, suegra, de repente uno se va postergando, y cae en un círculo vicioso que te genera una mayor sensación de estrés, de ver una tremenda cuesta en cada una de las cosas diarias, y terminas entrampado sin poder hacer cosas que a uno le gustan y te permiten vivir mejor y focalizarse más en todos los otros aspectos de la vida. Eso me pasó a mí durante el último mes y medio, y no pude darle la continuidad que yo quiero y que me pidió mi jefa de La Segunda a esta columna, ni entrenar todo lo que yo quiero, ni competir en la última fecha del Columbia Challenge…

Pero aquí estamos de nuevo, y contaré una anécdota.

Ya terminaba el año 2004, y en una fiesta familiar de Navidad, de esas en que llega el viejo pascuero como a las
3 PM, y a los niños se les dice “lo ví detrás de la casa, pero justo se fue”, estaba el que sería mi partner de equipo por el año 2005, 2006 y 2007, Ramiro Ovalle.

Ramiro es un tipo tranquilo, de buen carácter, low “perfil”, está casado con una prima hermana mía, Para toda la familia es conocido por lo buen deportista. Ramiro nació un 1° de octubre, igual que yo, pero como 12 años antes. Es un tipo que dice “voy a ir a dar una vuelta trotando” y literalmente se da una vuelta al Lago Vichuquén. En ese minuto, Ramiro era mi ídolo deportivo, el tipo a vencer, pero yo me sentía muy lejano como para hacerle la competencia.

Estábamos en medio de los sanguchitos de palta, los clásicos juguitos, la infaltable tortita, cuando Ramiro me pregunta si estoy interesado en ir a una carrera que se llamaba “Super MTB”, que consistía en un trayecto ripiado en su mayoría, entre Licán Ray y Villarrica, de 70 km que se corría a mediados de enero. Y le dije que sí, previo v°b° de mi señora.

Y me preparé para la carrera en el tiempo que quedaba. Ya todo listo salimos un viernes en la tarde por tierra, con las bicicletas y llegamos bien tarde. En la noche nos comimos unos buenos tallarines y conocí al Gatorade y al Power Gel, productos que en mi vida había visto.

Nos hicimos unos combinados de estas cosas, dejamos las bicicletas listas para salir temprano al día siguiente, y a dormir, lo cual me costó mucho debido a la ansiedad de correr al día siguiente.

Tempranito el sábado nos fuimos a Licán Ray, y nos acreditamos en la carrera, y pude conocer a Renzo Santoro, Claudio Davico y Paolo Solari, íntimos de Ramiro, quienes iban a participar en la misma competencia pero corriendo, ellos iban por la “Ultramaratón”, que partía 1 hr. antes que los ciclistas. No podía creer que alguien fuera tan wea de correr tanto rato… ja!

Bueno, los runners largaron y los ciclistas esperamos un rato más para partir.

Y estábamos los más de 300 corredores listos para una partida controlada, todo se veía muy bonito, la media manga de "huevones" y "minas" listos para darse la dura y sudar la gota gorda. Y salimos todo el grupo por 3 km, bien pegados, echando la talla, hasta que la camioneta se alejó y salimos todos a full, mientras Ramiro se me perdía, no sabía si iba adelante o atrás.

Yo, con la expectativa de llegar bien dentro de mi categoría, iba lo más rápido posible pero dosificando mucho, en un grupo que avanzaba firme hasta que se me empezaron a ir poco a poco. De repente, ya en los 15 km aprox, veía muy a lo lejos al grupito en que había ido y para atrás no veía a nadie cerca, hasta que un viejo me grita “tení que alcanzarlos sino vai a cagar, gueono-o!!!” Y yo pensaba “este viejo tiene toda la razón…” así es que seguí su consejo y le puse todo hasta alcanzar al grupo, y no me quedé solo sino que participé activamente del grupo tirándolo, turnándome, me creía en el Tour de France, estaba gozando 100% de la carrera. Y a Ramiro no lo veía, no sabía si me iba ganando o no.

Y así seguimos hasta el punto más alto del trayecto, y comenzaba la bajada, la 2ª parte de la carrera. A los pocos kilómetros había un tipo que decía tu posición, yo iba 16, como de 350 pedaleros. Nada mal, o al revés, muy bien para ser mi primera carrera. Así es que le seguí poniendo con más ganas, bajando concentrado y pedaleando firme por las rocas sueltas primero, y luego una densa capa de ripio que dificultaba el control de la bike. Y seguíamos en el grupito y empecé a pensar en que de seguir ahí, estaría en el podio de mi categoría.

Pero llegó el minuto fatal, cuando me pasé un poco de un desvío mal señalizado, muy poco, unos 20 mts, por lo que me puse una frenada atómica, sin pasar cambios, me di la vuelta y en el cambio más pesado traté de pedalear cuesta arriba y de repente crack!, la cadena estaba rota. Muy rápido la reparé pero ya abía perdido unos 5 min, y los tipos que venían más atrás pasaban y pasaban. Comencé a pedalear otra vez, y de nuevo, y de nuevo: 3 veces rompí la cadena y en el intertanto vi pasar a mi partner Ramiro, que me ofreció ayuda, pero le dije que siguiera.

Arreglada la cadena, ya muy corta de tanto arreglarla, no tenía varios cambios, el plato grande ya no lo podía usar y los piñones más grandes tampoco. Ya estaba recuperando, pero de nuevo corté la cadena y sabía que era la última posibilidad, así es que la revisé por todos lados y la coloqué, ahora ya solo tenía el plato chico y algunos piñones.

Mi objetivo de podium ya no iba a poder ser logrado, y lo cambié por terminar la carrera debido al pésimo estado de la cadena. Había perdido en total más de 30 min. Así las cosas seguí al mejor ritmo que permitía mi bicicleta. Y comencé a pasar a corredores y corredoras, y le seguí dando y pasando gente y me empecé a enajenar por pasar a más y más riders hasta que a lo lejos divisé al inconfundible Ramiro, y me empecé a acercar más y más hasta que lo alcancé.

Como la cadena estaba muy mala, en las subidas opté por correr al lado de la bicicleta para no forzar la cadena y poder terminar.

Al final, llegué unos 5 min antes que Ramiro, a menos de media hora del 1° lugar de mi categoría y con una sensación muy rica de poder haber terminado la carrera, haber hecho un tiempo que sin los cortes de cadena hubiera permitido podium, pero lo mejor fue haberle ganado a mi ídolo deportivo, Ramiro Ovalle, a quien sigo admirando porque “está re-viejo y puta que corre”.

Y luego de unas horas empezaron a llegar los runners, Los Tanos, a quien conocí y me entusiasmé con sus historias del Desafío de los Volcanes, lo cual finalmente derivó en que ese año formara mi primer y segundo equipo de Carreras de Aventura. Primero fue “Los Diablos” una dupla firmada por dos ignacianos, y luego fue “Animal”, que terminó campeón de ese año en la categoría.

Así me metí a este baile.

Saludos, y HAGAN DEPORTE

Agradecimientos:

A mi gran equipo Jeep Salomon

Familia Banfi Chirgwin

La Segunda Online

Revista Outdoors

A los lectores y comentaristas

Comente aquí ( máximo 350 palabras )

Su nombre:
5 Comentarios publicados
Posteado por:
Andrés Gonzalez A.
11/07/2008 18:20
[ N° 1 ]

compadre... esta claro que tu sobre nombre de siempre te cabe mejor que nunca... grande TORO BANFI!!!... compadre yo tengo esa misma sensación que describes al comienzo de tu columna... definitivamente tenemos que darnos tiempo, entre tanta locura cotidiana, para las cosas que nos gustan y más aun si se trata de deporte!!!... al menos ya tengo riguosidad de gimnacio y natación mañanera... pero quiero pegarme el salto... Carreras de Aventura es una muy buena opción
Saludo...

Posteado por:
Alejandro
15/07/2008 15:05
[ N° 2 ]

No es por ser desagradable, pero esto ya lo contaste en la historia titulada ¿Somos Superatletas?.
Por que no comentaste la segunda fecha del columbia, se que no te fue bien, pero por lo menos es una historia nueva.

Posteado por:
Banfi
15/07/2008 15:59
[ N° 3 ]

Alejandro, tienes toda la razón. Pido disculpas. Con respecto a la 2a fecha, el resultado fue malo: 5°, pero la carrera fue buenisima, hicimos una excelente carrera, y llegamos 3° pero un error administrativo y su respectiva penalización, 100% justa, por lo demás, nos dejó en 5° lugar.

Vendrán mejores: carreras y relatos.

Posteado por:
Renzo Santoro
10/08/2008 17:44
[ N° 4 ]

Grande Diego, bonitos recuerdos se vienen a la memoria con tu relato. Es un orgullo haber aportado con un grano de arena para motivarte a correr carreras de aventura, no te podías quedar fuera.
Un abrazo

Posteado por:
akahanga
17/11/2008 21:41
[ N° 5 ]

Excelente espìritu, que peor que cortar cadena para desanimar a cualquiera... felicitaciones no conocia tu relato y lo disfrute como si estuviera ahi. este verano a Lican Ray los boletos...

Archivo

      Mayo  2014      
Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Los más comentados

Atacama Crossing: La recta final

118 comentarios

Desafío Robinson Crusoe 2012

79 comentarios

Concurso Atacama Crossing 2012

76 comentarios

Se acabó el sueño

49 comentarios

La esclavitud del miedo

41 comentarios

Escalada en la cara sur del Aconcagua

41 comentarios

Chile, el país más ancho del mundo

39 comentarios

Los más recientes

Sueños de Corredor

0 comentarios

Cuarenta años más de pasión

8 comentarios

¿Concurso suspendido?: Que no nos vuelva a pasar

30 comentarios

El Costo del Éxito: La Conquista de la Cima

18 comentarios

Del Derecho a Réplica, Carreras y Otras Vainas

25 comentarios

Este fin de semana, electrizante Superliga en el Club de Polo

19 comentarios

De vuelta a la corriente

7 comentarios