" blogs | La Segunda : debate

Gaspar, Gabriel
Ex embajador
Director del Programa de Coyuntura
Fundación Chile 21


Gaspar, Gabriel
Por qué nos conviene adherir en plenitud

La visita de Néstor Kirchner pone en nuestra agenda diplomática la aprobación parlamentaria del Tratado constitutivo de Unasur. Este hecho, pendiente desde hace algún tiempo, provoca diversas interrogantes en la opinión pública: ¿cuál es el objetivo de constituir un nuevo organismo regional? ¿No estaremos adhiriendo a una fórmula construida ad hoc por un país o un grupo de países con intereses diversos a los nuestros?

Más explícitamente, algunas voces dudosas señalan que Unasur es una “iniciativa bolivariana” (en alusión a un padrinazgo venezolano), que se orienta más a países que han optado por estrategias de desarrollo diferentes a la nuestra y que nos alejan de México.

Otra forma de enfrentar el tema es analizar la historia, aunque breve, del naciente organismo y examinar nuestra posición a partir de la experiencia concreta. ¿Qué nos indica la historia reciente?

Lo primero es casi una obviedad: que América del Sur es una región muy diversa en materia de regímenes políticos. Es así como en nuestro subcontinente conviven desde fórmulas de centroderecha como la colombiana, con países de marcado corte antiimperialista como el gobierno venezolano. Tenemos también países que están reorganizando su pacto social (como Bolivia y su proyecto de Estado plurinacional, junto a la refundación que el Presidente Correa busca para Ecuador). Por otro lado, los países del Cono Sur muestran una continuidad estabilizadora. Esta diversidad no ha sido obstáculo para la unanimidad de todos los gobiernos de la región en salir a defender la democracia y la integridad territorial de Bolivia con ocasión de la crisis que la afectara en 2008.

Y cabe preguntarse si la única diplomacia que nos conviene es aquella que podemos desarrollar con países parecidos al nuestro y que han adoptado similares opciones que nosotros. Estrictamente, esos son países que pueden ser nuestros socios privilegiados, pero no pueden transformarse en nuestros únicos interlocutores porque si Sudamérica es diversa, el mundo lo es mucho más.

Unasur, justo es reconocerlo, correspondió en gran medida a un esfuerzo desplegado por Brasil, que convencido de la necesidad de la concertación sudamericana para entrar en mejores condiciones a las convulsas aguas de la globalización, promovió su constitución. Su tratado fue fruto de largas negociaciones de todas las cancillerías y surgió como un organismo que expresaba la pluralidad de nuestra Sudamérica.

¿Nos conviene a los chilenos adherir en plenitud a este nuevo proyecto? En mi opinión, sí. La historia demuestra que hablando se entiende la gente, y para ello necesitamos foros donde todos podamos concurrir en igualdad de condiciones. Unasur lo garantiza.

Las anteriores pueden ser razones positivas. Examinemos las razones negativas. ¿Puede Chile negarse a ratificar el Tratado de Unasur, que ha sido avalado por todas las diplomacias de la región y ya ha sido ratificado por una media docena de Estados? De hacerlo, podemos hacerlo, basta que en el Congreso se construya una mayoría adversa. ¿Cuál sería el costo de ello?

Es innegable que todos los chilenos queremos entrar de lleno al siglo 21, profundizando nuestra opción de desarrollo. Al respecto, la historia enseña que es muy difícil que un país aislado alcance el desarrollo en medio de una región inestable. Justo es reconocer que la inestabilidad amenaza de diversas formas e intensidades a los países de América Latina y de Sudamérica. La única actitud realista ante ello es desplegar una fuerte y cooperativa diplomacia en la región, que contribuya a resolver esos focos de inestabilidad, ya se trate de amenazas trasnacionales (la delincuencia organizada) o producto de roces y crisis interestatales. Cooperar a ordenar el barrio, ser un buen vecino, implica asistir a las reuniones del vecindario y saludarse con todos. Es cierto que la diplomacia multilateral ha generado una maraña de organismos, y no todos exhiben una productividad siquiera media, pero desgraciadamente los organismos multilaterales no son como los software, donde las nuevas versiones absorben las antiguas. Sin embargo, al igual que cualquier computín, los países podemos elegir qué programa es el que más nos conviene usar.

Comente aquí ( máximo 350 palabras )

Su nombre:
5 Comentarios publicados
Posteado por:
Ernesto Sanhez
12/07/2010 20:38
[ N° 1 ]

Noto muy simplista su forma de ver la ratificación por parte de Chile su ingreso a la UNASUR, solo porque es bueno estar ahí porque todos los demás vecinos están ese organismo. Pero que pasa con el cumplimiento de los derechos civiles y de la propiedad privada, así como el cumplimiento de las garantías constitucionales, en países como Bolivia, Ecuador, Argentina y la vedette del grupo Venezuela y Cuba como país invitado.
Este no será mas que un organismo instrumental de un grupo de países de Latinoamericana que pretende torcer la hegemonía del poder que ejerce EEUU sobre la OEA. Creo que los países de Latinoamerica son los que deben hacer cambiar la fuerza de EEUU en la OEA, pero al interior de ese organismo, para que en el futuro sea respetado, por los organismos de Europa, Asia, NU, etc.
Ernesto Sanchez
Consultor Mercados Internacionales

Posteado por:
sergio donoso
05/10/2010 07:31
[ N° 2 ]

Sudamerica ya no es lo mismo de Latinoamerica. Mexico y el Caribe cada vez mas dependen de EEUU mientras en Sudamerica cada vez más dependemos de nosotros mismo.

Esto justifica plenamente la necesidad de coordinación, integración y apoyo mutuo de los paises sudamericanos en UNASUR

Posteado por:
Julio a. mayo león
10/10/2010 13:24
[ N° 3 ]

solo alguien muy comprometido de alguna manera con el imperio yanqui puede oponerse a Unasur. Las diferencias entre nosotros son pocas en comparación con el océano ideológico y económico que nos separa de USA. En lo económico solo pretenden convertirnos en consumidores de sus productos mientras levantan barreras para los nuestros.Bienvenida UNASUR. La OEA es solo un instrumento de USA para imponernos sus criterios. Ojalá la Organización de Estados Latinoamericanos y Caribeños sea pronto una realidad. Que igualdad en intercambio comercial puede existir entre las poderosas empresas yanquis que solo les interesa la ganancia y las pobres economias latinoamericanas.

Posteado por:
N T Parada A.
20/11/2010 11:34
[ N° 4 ]

Chile debe tener una visión altruista y de futuro en relación Unasur, a fin de cooperar en todas las áreas de desarrollo que sean posibles, dentro de la diversidad de nuestra América Latina. Podemos compartir nuestros avances. Partamos por casa: superemos la probidad, la inequidad social y aconómica, la desigualdad de oportunidades en educación, en salud y trabajo; ayudemos a la estabilidad regional, dando acceso a los bienes y servicios. Los software son indispensables hoy.

Posteado por:
Hernan Soto
14/06/2012 14:41
[ N° 5 ]

Gabriel Gaspar, me diga ahora como le dice el gobierno a la poblacion la metida de pata que hizo. Usted sabe que Peru ganara, se lo dijo usted a Tomas Mosciatti en su entrevista, pienso que usted inteligentemente quizo patear el tablero, lamentablemente para ustedes no fue asi.

Archivo

      Mayo 2014     
Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Los más comentados

El 27F y la política

119 comentarios

Bachelet: persona y personaje

90 comentarios

Perdonar y prometer

66 comentarios

Respeto al principio de autodeterminación

62 comentarios

Ir por lana y salir trasquilado

53 comentarios

Nuestro pequeño Delfos

47 comentarios

Devoción y autoridad

45 comentarios

Los más recientes

Cuestionando la cuestión

15 comentarios

Las equívocas frases del Presidente Humala

8 comentarios

Ir por lana y salir trasquilado

44 comentarios

Bachelet: persona y personaje

38 comentarios

El Gobierno en el trapecio

8 comentarios

La cuenta de la renuncia

9 comentarios

El PPD y su confuso giro a la izquierda

19 comentarios