Whisky con vodka


Whisky con vodka

Cóctel ALEMÁN de relaciones intensas

Por Ana Josefa Silva V.

Otto Kullberg, suerte de vaca sagrada del cine de su país, está al filo de la decadencia por opción: Otto está más acabado por sus propios actos y actitudes que porque le sobren años.

Al comenzar "WHISKY CON VODKA", Kullberg está tan borracho que al director Martin Telleck -que ha soñado toda su carrera con tener a esta estrella en su elenco- le resulta imposible rodar la escena. Su mujer y coprotagonista, Bettina Moll, ex de Otto, lo ha convencido que los problemas de alcohol del actor no son tan graves como asegura la prensa.

Luego de este impasse, Leo, el productor (el hombre de las platas), le ordena al equipo contratar a otro actor para que haga en paralelo las escenas del personaje, para asegurarse que la película llegue a su término. Así aparece en este mundo de cómodos trailers Arno Runge, un actor de teatro oriundo de Alemania Oriental, más joven por cierto que el protagonista (también algo perno pero empeñoso).

Esta amenaza a su ego y estatus hace reaccionar a Otto como ninguna otra terapia. "Tango para tres", la cinta que filman, es un triángulo que involucra a madre, hija y al marido de la primera, en un relato telenovelesco inspirado en un hecho real acaecido en los años 20 en las playas del Báltico. Una historia sobre aquello de que la moral y la fantasía no siempre van por el mismo camino...

A pesar de todo -y aunque más bien lo presiente que lo sabe con certeza-, Otto conserva intactos su aura y atractivo. Ayudan algunas gotas dispersas de cinismo no consciente, con parlamentos del tipo "tengo una mala reputación que cuidar" o aquella maravillosa secuencia del padre moribundo en que reflexiona, a partir de dos hechos mínimos (uno más que otro): "uno no es tan original como cree". Y sin provocarlo siquiera, más o menos todo y todos giran a su alrededor, aunque la competencia de Narcisos aquí es dura...

"Whisky..." es casi un remake de "La Noche Americana", de Francois Truffaut (1973, con Jacqueline Bisset). Quizás más envolvente, sutil en su sorna y en su humor, este ejercicio alemán está menos concentrado en las dinámicas del mundillo de actores y directores, aunque no soslaya los problemas endémicos de recursos, cine de autor vs. comercial y dificultades de estreno...

Una película de seres humanos que recrean un pequeño planeta que empieza y se acaba con un rodaje: por un par de semanas, la película reemplaza al mundo, ese mismo en que todos amamos la verdad pero todos mentimos. Algo así como lo que ocurre todos los días en esos universos con leyes propias en que nos desenvolvemos día a día, antes de volver a dormir a lo que llamamos nuestro hogar. Con los mismos temores ("uno no envejece: te levantas una mañana y ya eres viejo") y luchas de poder.

Ni más ni menos, que es aquello en que consiste una película también (un asunto de metalenguaje).

"WHISKY CON VODKA"
("Whisky mit Wodka")
Reparto: Henry Hübchen, Corinna Harfouch.
Dirección: Andreas Dresen.
Alemania, 2009.
Duración: 1 hora 44 minutos.
MAYORES DE 14 AÑOS.
BUENA

 

Comente aquí ( máximo 350 palabras )

Su nombre:
0 Comentarios publicados

Archivo

      Abril 2013     
Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Los más comentados

Violeta se fue a los cielos

98 comentarios

Joven y alocada

46 comentarios

El planeta de los simios revolución

42 comentarios

El árbol de la vida

38 comentarios

Cisne negro

33 comentarios

Amanecer

29 comentarios

Los más recientes

Misión imposible 4

1 comentarios

Gatos viejos

2 comentarios

Al otro lado del corazón

2 comentarios

Año nuevo

1 comentarios

Gato con botas

8 comentarios

El mundo según Barney

1 comentarios

Amanecer

26 comentarios